Blog Veterinario

Primeros cuidados del cachorro

¿Estamos preparados?

Antes de incorporar un cachorro a nuestras vidas lo primero que tenemos que hacer es pararnos a pensar si podemos satisfacer todas sus necesidades; cuidados, educación, tiempo,  gastos que supone tener una mascota (alimentación, desparasitaciones, vacunas…) Además de todo esto, ha de haber un compromiso de toda la familia, ya que si no es así, pueden generarse conflictos y muchas veces un  mal manejo por nuestra parte  que conllevaría que la principal perjudicada fuese nuestra mascota. Debemos tener siempre presente que un cachorro no es un juguete y que formara parte de nuestras vidas durante mucho tiempo.

Una vez decididos a incorporar un nuevo miembro a la familia, es muy importante la elección del cachorro. No hemos de elegir un perro únicamente por la belleza, hemos de buscar un perro acorde a nuestras circunstancias y posibilidades. Tiempo, carácter, paciencia y espacio son algunas de las  cosas a tener muy en cuenta antes de dicha elección.

CachorroSi buscamos un perro de una raza en especial, tendremos que informarnos antes si su carácter es compatible con nuestro estilo de vida y buscar un criador serio que nos garantice que nuestra mascota goza de una buena salud y está libre de las enfermedades congénitas propias de cada raza. Si no tenemos una especial predilección, también podemos optar por adoptar un cachorro de una protectora, son tan agradecidos o más que los perros de razas puras y estaremos colaborando y haciéndole la vida más agradable a uno de estos animales que tanto lo necesitan; existen numerosas asociaciones de animales en las que los voluntarios nos pueden ayudar a escoger al cachorro que mejor se adapte a nosotros.

DanaEl cachorro recién llegado necesitará un periodo de adaptación. Debemos asignarle un lugar que él reconozca como suyo, con un sitio donde descansar, agua a libre disposición y algún que otro juguete, para que no se entretenga con nuestras zapatillas, calcetines… nunca debemos darle prendas viejas para que juegue, ya que el cachorro no diferencia lo nuevo de lo viejo y podría causarnos algún que otro “desperfecto”. Además los juguetes han de ser de un material y tamaño que el cachorro no pueda ingerir accidentalmente.

Los perros son criaturas muy sociales, es por eso que es importante que le dediques tiempo. Los perros, y los cachorros en particular, son muy activos y necesitan una gran cantidad de estímulos mentales y físicos. Aunque el periodo de sociabilización de los perros abarca de las cuatro a las doce semanas de edad, los primeros meses de vida también son muy importantes a la hora fijar unas pautas de comportamiento y educación que marcaran el carácter del adulto. Hemos de ser conscientes de que la educación de nuestro cachorro marcará la relación que tendremos con él el resto de su vida.

La mala educación de un cachorro, no es responsabilidad del perro es solo de su dueño.

La educación de un cachorro requiere tiempo y sobre todo paciencia. Si bien es cierto que hay  perros o razas más rápidas a la hora de aprender, también los hay más testarudos y rebeldes, en este caso quizás necesitemos la ayuda de un educador profesional que nos de unas pautas para poder enseñarle a nuestro pequeño compañero cómo realizar todo aquello que nosotros esperamos de él.

Otro aspecto fundamental en los primeros meses de vida es la alimentación.  Hay multitud de productos en el mercado para alimentación canina, pero es importante en esta primera etapa de la vida que el alimento que escojamos sea de calidad, que sea un alimento específico para cachorros y que sea acorde con el tamaño que alcanzará de adulto. Casi todos estos alimentos incorporan una guía de alimentación que nos orientará sobre la cantidad diaria de comida de debemos administrar a nuestro cachorro según su peso y edad. Esta cantidad puede ser administrada de una vez (a libre disposición) para que el cachorro vaya racionándose, pero podemos encontrarnos con cachorros voraces, en cuyo caso deberemos administrar la cantidad diaria dividida en 3 o 4 tomas. Esta ultima manera es más eficaz a la hora de controlar si nuestro cachorro se está alimentando bien, si coge peso en exceso o si por el contrario lo que le estamos dando no resulta suficiente o hay algún tipo de problema.

Ejemplo de guía de alimentaciónCachorro
Ejemplo de guía de alimentación


Es importante también acostumbrar al cachorro a los cuidados de higiene que tendrá a lo largo de toda su vida. Cepillado, limpieza de oídos, corte de uñas, baño… son algunas de las tareas que si nuestra mascota esta educada pueden resultar muy sencillas, de lo contrario se pueden convertir en un auténtico suplicio.

Una de las dudas que a menudo nos preguntan los propietarios cuando acuden a consulta  es “¿Cuándo puedo bañar a mi cachorro? “ En principio una vez destetado no habría ningún problema en bañar al cachorro siempre y cuando se usen champús específicos para perros y lo sequemos bien después del baño, una buena opción es secarlo con un secador de pelo, poniendo el aire a una temperatura adecuada. En cuanto a la frecuencia,  no es bueno bañarlos en exceso, ya que con el lavado eliminamos la grasa corporal que protege la piel. Los cachorros son más delicados, por lo que debemos evitar los baños en la medida de lo posible, si bien como hemos dicho antes no hay ningún problema por bañarlos si es necesario.

Por norma general los estos pequeños  se adaptan rápido a su nuevo entorno, normalmente en cuatro o cinco días están completamente instalados en su nuevo hogar. Este es el momento de acudir con ellos al veterinario para una primera visita. En ella se realizará un primer examen general del cachorro, de su estado físico,  del pelaje, análisis de heces para comprobar si tiene algún tipo de  parásito… en definitiva, un pequeño chequeo para comprobar que esta todo en orden y que nuestra mascota goza de una buena salud.

veterinario

En esta primera visita también se llevara a cabo una desparasitación del cachorro y el veterinario nos explicara la pauta de vacunación a seguir. El veterinario nos indicará que vacunas  tenemos que ponerle en función de su edad, de su estado o de si ya tiene alguna puesta en el momento de acudir  a la clínica. Una pauta de desparasitación y vacunación adecuada es fundamental en la etapa de cachorro y sigue siendo muy importante a lo largo de toda la vida del animal.

Hasta que el cachorro este correctamente vacunado debemos evitar en la medida de lo posible acudir a parques o zonas donde  pueda contagiarse de  virus y enfermedades para las cuales su organismo todavía no está preparado. Como hemos dicho antes este es un período importante en la sociabilización del cachorro, por lo que aun así es conveniente  que juegue con otros perros,  hemos de tener la certeza de que estén correctamente desparasitados y vacunados.

Estas son solo algunas de las recomendaciones que debemos seguir cuando incorporamos un cachorro en nuestras vidas, si os decidís a empezar esta emocionante y bonita aventura  y os entra alguna duda no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Emilio Rodríguez Fernández.  Veterinario del HV Nacho Menes.